Los momentos difíciles te hacen más fuerte y hermosa

Pasar por cosas difíciles hace que las mujeres sean más fuertes, exitosas y hermosas por su capacidad de sobreponerse a momentos complicados.

Los momentos difíciles te hacen más fuerte y hermosa | Fuente: Marija Savic | Fotógrafo: Marija Savic

Pasar por cosas duras a lo largo de la vida es algo que todos quisiéramos evitar. Sin embargo, son estas mismas dificultades las que nos enseñan a lidiar de mejor forma con diferentes aspectos de nuestra vida, las que, cuando volvemos a caminar, nos enseñan que hay luz al final del túnel.

Estas son las razones por las que tú, yo y otros tantos nos hemos convertido en mejores personas gracias a las dificultades que hemos vivido en nuestra vida.

Aprendes a seguir avanzando. Es sencillo quedarse viviendo en el pasado en ese momento donde pasó algo de lo que preferiríamos hablar, es sencillo pasarnos la vida buscando culpables y dejar que nuestra vida pase por delante de nuestros ojos sin vivirla al máximo. Fue a través de las cosas que te pasaron que aprendiste a sobreponerte y a seguir caminando sin importar lo que pasara. Descubriste que eras más fuerte de lo que creías y también descubriste que decir “no” no era una posibilidad.

Eres cuidadosa con tus oportunidades. Sabes que por fuerte que suene, toda oportunidad podría ser la última. Para ti no se trata de algo negativo, sino más bien de comprender que las cosas vienen y van, como el mar y las olas. Tú te niegas a lamentarte por haberte perdido de algo que podrías haber vivido y te dedicas a vivir la vida al máximo. Si bien sabes que no puedes hacerlo todo y lo tienes claro, sabes que ya no habrá más arrepentimientos

Tienes una meta que te llena de sentido, tienes un sueño que te hace levantarte todos los días de tu cama. Independiente de lo que esto sea, has aprendido que vivir una vida llena de pasión y que te mueva a seguir creciendo es la única forma de sobreponerte a las dificultades. Si de una u otra forma te has visto enfrentado a la pérdida, también comprenderás que la vida es un instante y que todo cambia constantemente, es por esto que tener un punto fijo al final del camino te motiva y te da seguridad.

Has pasado por cosas que no son sencillas, pero sigues aquí, caminando sin detenerte, sintiendo pasión por lo que haces, nunca dispuesta a rendirte y sacándole el mayor provecho posible a tu vida. Nunca permitiste que lo malo te definiera, y así seguirás viviendo tu vida: llena de sentido y esperanza.

Ver noticia completa