5 cosas que pasan en tu cerebro después de tener sexo

Hay efectos secundarios en el cerebro después de tener sexo que tal vez no conocías.

5 cosas que pasan en tu cerebro después de tener sexo | Fuente: Leandro Crespi | Fotógrafo: Leandro Crespi

Dormir con alguien despierta emociones y sentimientos que seguramente has experimentado anteriormente; pero todo esto sucede porque tu cerebro sufre diferentes cambios.  Resulta que hay muchos y extraños efectos secundarios en el cerebro que posiblemente no te sea fácil de comprender.  Y no todos reaccionan de la misma manera después del sexo, pero hay ciertas hormonas que se liberan y que provocan ciertos cambios.

Oxitocina: Mayor conexión con tu pareja. Después del sexo, se libera oxitocina (también conocida como la hormona del amor), especialmente en mujeres. La oxitocina nos da esa sensación de calidez y amor después del orgasmo, que nos da ganas de acurrucarnos con nuestra pareja. Si estás abierta a crear una conexión, esta hormona te ayudará muchísimo. Además alivia el dolor y reduce los cólicos, la incomodidad y el estrés.

Muchas emociones. El cerebelo es una región del cerebro que involucra los análisis del mundo muy complicados, incluyendo función motriz, equilibrio y el procesamiento emocional. La activación del cerebelo ocurre durante el sexo para incrementar tensión muscular. Esta tensión puede crear el orgasmo.

Liberación de dopamina: ¡felicidad!. El neurotransmisor, dopamina, es liberado durante el sexo placentero e inunda tu cerebro durante el orgasmo. La dopamina te da una sensación de euforia. Además es uno de los químicos involucrados en las adicciones. Prácticamente nos dice: eso me gusta, se sintió bien… hazlo otra vez.

Se ve afectada tu memoria. Para algunos, el sexo pasa rapidísimo. Para otros, cada detalle es memorable. Todo esto está relacionado con el hipocampo, el cual interviene durante el sexo y puede afectar la memoria.

No tomarás las mejores decisiones. Los orgasmos suprimen una parte del cerebro que es responsable de la toma de decisiones. Aunque sólo sea por un momento, esta pausa crea una sensación extrasensorial durante el orgasmo. Esto quiere decir que el clímax estuvo buenísimo.

Ver noticia completa